Featured Video Play Icon

Cinco razones por las que es bueno aprender a programar

5 de abril de 2016

Cada vez son más los países que incorporan la programación a sus programas educativos. Y es que, según los expertos, aprender a programar contribuye a desarrollar habilidades del siglo XXI como el pensamiento creativo, la capacidad para resolver problemas, o la cultura de la colaboración.

En Tech Academy for Kids & Teens, la nueva escuela de Marineda City, los más pequeños se acercarán a la robótica y la programación a través de lenguajes amigables como scratch, videojuegos como Minecraft o herramientas como Makey Makey con el fin de potenciar su imaginación y capacidad de innovación.

  • Desarrollar la creatividad. Aprender a programar desde la infancia supone una manera diferente de expresar la creatividad, en la que los niños no solo son consumidores de contenido, sino también creadores. Así, los más pequeños podrán crear algo nuevo desde cero: desde réplicas de ciudades reales e imaginarias, videojuegos, animaciones…
  • Promover la cultura de colaboración
    A través de la programación es posible transmitir valores, como la importancia del trabajo en equipo y la cultura colaborativa.
  • Potenciar la capacidad para resolver problemas
    La tecnología contribuye a que los niños desarrollen habilidades del siglo XXI como el pensamiento sistemático y aprendan nuevas formas de resolver problemas, de una forma estructural y metódica pero también creativa e innovadora.
  • Aprender jugando
    Las herramientas utilizadas en Tech Academy permiten ver resultados inmediatos y relacionados con elementos que los niños conocen bien, como personajes de dibujos animados (por ejemplo, la Patrulla Canina), lo que aporta un elemento de motivación extra. Así, a través del juego los pequeños podrán desarrollar su potencial de innovación con el impulso de cualquier idea que se imaginen para convertirla en un proyecto tangible.
  • El límite es la imaginación
    Esta forma de aprendizaje potencia la imaginación permitiendo a los niños crear y modificar su entorno a su antojo. Por ejemplo, Minecraft es un juego de mundo abierto, lo que significa que ofrece al jugador la posibilidad de moverse libremente por un espacio virtual y alterar cualquier elemento a su voluntad: así con él es posible construir desde casas hasta ciudades enteras, como en una suerte de Lego universal e infinito.

Si estás interesado en matricular a tus hijos, pásate por la Tech Academy (planta 1 de Marineda City) o llama al 647 787 006 para informarte de horarios y tarifas. Además, todos los meses, dentro de nuestro programa Marineda Tech, habrá talleres especiales gratuitos para que todos los niños puedan acercarse a este apasionante mundo.